Probablemente muchos han oído hablar de Bután, pero solo unos pocos sabrían situar en el mapa este pequeño reino.

Aparte de unos hermosos paisajes circundados por impresionantes montañas, Bután cuenta además con atributos que lo hacen un país único en el mundo. A continuación, te contamos algunas de sus curiosidades.

Para comenzar, Bután se encuentra en Asia, en la cordillera del Himalaya y entre 2 gigantes: China e India. Es el último reino Budista que queda en el Himalaya, tras la absorción del Tíbet por parte de China.

El mayor atractivo de Bután es el Tiger Nest o “madriguera del tigre”, un monasterio impresionante que literalmente cuelga de un acantilado a unos 3.000 m de altura, y al que solo se puede acceder caminando a través de escaleras de roca y estrechos pasos en su parte final. ¡Merece la pena viajar a Bután solo para verlo!


Bután cuenta con un peculiar índice que busca medir la felicidad interior bruta. Las mediciones las llevan a cabo a través de completas encuestas poblacionales que incluyen aspectos como el bienestar económico y psicológico de sus habitantes, su valoración de la salud, la educación, su satisfacción con el gobierno e incluso con su rey. Además, es el único país del mundo cuya Constitución establece que como mínimo el 60% de la superficie debe estar cubierta por bosques, garantizado así que puedan gozar de ello las generaciones venideras. ¡Todo un ejemplo!

Las principales manifestaciones culturales de Bután son sus coloridos y tradicionales festivales. Si bien los más importantes son los de Paro y Thimbu (sus principales ciudades), hay festivales casi todo el año. Pero la cultura butanesa no se plasma solo en los festivales sino también en las vestimentas de sus habitantes, en sus monasterios-fortalezas llamados dzong, en sus juegos tradicionales como el tiro al arco, y en su evidente cultura budista.


La montaña más alta de Bután es el monte Chomolhari, ubicado en la frontera con Tíbet y que alcanza los 7.326 m de altura. Lugar sagrado para los budistas al ser la morada de una de sus diosas protectoras, su cumbre se ha mantenido libre del turismo de escalada, habiendo sido ascendida solo en un par de ocasiones.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar el tradicional “hot stone bath”, un baño medicinal que busca rejuvenecer el alma. Su proceso es único. Se hace en una tinaja de madera que se llena agua fresca del río mezclada con hojas de artemisa. El agua se calienta usando piedras del río que se ponen al fuego hasta que arden. ¡Es toda una experiencia!

No dejes de ver este corto VIDEO en que nuestro colaborador local Alvaro, nos lleva a conocer este hermoso país. ¡Esperamos que lo disfrutes!

En Mundoexplora tenemos la suerte de conocer Bután de primera mano. Podemos asegurar que un viaje hasta allí no dejará a nadie indiferente. Si quieres ver nuestras propuestas de viaje a Bután, visítanos aquí.

 

Dejar un comentario