El Kilimanjaro nos da razones de sobra para ascenderlo. Con sus 5.895 m es la montaña más alta de África, una de las 7 cumbres, y premia a quienes conquistan su cumbre con unas panorámicas impresionantes.

A la hora de pensar en ascender el Kilimanjaro, sin duda la primera pregunta que surge es qué ruta elegir. Por eso brevemente y sin marear demasiado, comentaremos cuáles son las principales características de cada ruta, de modo de ayudar a los indecisos a dar con la ruta más adecuada según sus características.

Lo primero, se debe tener en cuenta que ninguna de las rutas tiene dificultad técnica. Ninguna de las rutas requiere el uso de crampones o piolet para subir, en ninguna época del año. Así es, ¡podremos llegar casi a los 6 mil metros de altura sin ningún equipo fuera de ropa adecuada de trekking! Sea cual sea la ruta elegida, se tratará siempre de un trekking de altura.

Es que ésta es justamente la gran, y diríamos que única dificultad de la ascensión: la altura. Al subir el Kilimanjaro en pocos días nos plantamos arriba de los 5.000 metros con las incomodidades que esto supone: dolor de cabeza, fatiga, náuseas, somnolencia. Por eso, conseguir una buena aclimatación a la altura es la clave del éxito para conseguir la ansiada cumbre del “kili”.

Las 4 rutas principales de ascensión son:

RUTA MARANGU
Es de las más cortas. Normalmente son 5 días andando. Esto hace que sea las más económica, pero también la que ofrece menores garantías de aclimatación. Mucha gente elige añadir un día extra para solucionarlo.

La ruta es sencilla y salvo la noche del ataque a cumbre, lo demás es un simple trekking de baja exigencia física.

Esta es la única ruta que cuenta con refugios durante todo el recorrido.

Esta ruta sube y baja por el mismo sitio.

Es la más concurrida de todas las rutas, de ahí que se le conozca como la ruta Coca Cola.

 

RUTA MACHAME
Se le considera de las más bonitas porque la ruta rodea la montaña y permite apreciar sus distintas facetas.

Se atraviesan distintos paisajes. De hecho, se dice que mientras se sube es posible experimentar las 4 estaciones del año.

Esta ruta favorece la aclimatación tanto por ser 1 día más larga que la ruta Marangu, como por los” sube y baja” de la ruta, que hacen que en un día se llegue a cotas muy altas pero que el pernocte ese mismo día sea a una altura considerablemente inferior.

Se duerme en tiendas de campaña todo el recorrido y se come al aire libre (si el tiempo está bueno) o en una tienda comedor.

La ruta no es mucho más difícil que las otras. Tiene alguna que otra sección de trepar por rocas y de mayor pendiente, pero en ningún caso llega a ser escalada.

En esa ruta se utiliza otro recorrido para bajar.

 

RUTA RONGAI
Esta ruta es menos conocida porque estuvo cerrada por mucho tiempo, ya que se encuentra cerca de la frontera con Kenia y durante años hubo problemas fronterizos.

Su principal encanto es que es la menos concurrida de todas y se le considera la más fácil.

Con algo de suerte es posible observar animales en sus partes bajas, ya que está muy cerca del parque Amboseli de Kenia, que es por cierto el lugar desde donde se obtienen las mejores vistas del Kilimanjaro.

El pernocte es en tiendas de campaña.

Esta ruta también baja por sendero distinto al de subida.


RUTA LEMOSHO
Es muy similar a la ruta Machame, aunque Lemosho comienza en una zona del parque más alejada.

El recorrido es el mismo que el de Machame a partir del día 2, aunque Lemosho parte en dos una de las jornadas de Machame favoreciendo aún más la aclimatación.

Las únicas desventajas es que se necesitan más días y más dinero, ya que cada día en la montaña tiene un coste relevante.

Por lo demás es perfecta para disfrutar de las vistas y para favorecer la aclimatación.

 

En Mundoexplora somos varios quienes hemos subido el Kilimanjaro. Llevamos 15 años ofreciendo ascensiones a esta montaña y estaremos encantados de poner nuestra experiencia a vuestra disposición.

Para conocer más sobre nuestras rutas al Kilimanjaro, visítanos aquí.

 

Dejar un comentario