Eslovenia es uno de los paraísos naturales de Europa. Se trata de un país pequeñito, situado en el centro de Europa, entre Italia, Austria, Croacia y Hungría. Estar donde está, hace no solo que su cultura y gastronomía sean muy ricas y variadas, sino que lo convierten en una verdadera bomba de naturaleza.

Eslovenia es el segundo país de Europa con más densidad de bosque por kilómetro cuadrado después de Finlandia. La lista de lugares fabulosos es larga, ofreciendo espacios únicos estés donde estés. Por si no conoces mucho sobre este país, te contamos cuáles son sus rincones más fascinantes.

– El Parque Nacional de Triglav. Es el único parque nacional del país y alberga los picos más altos de los Alpes Julianos, entre ellos el Monte Triglav, que con 2.864 m es el pico más alto de Eslovenia. El parque es un paraíso para senderistas y montañeros con opciones para todos los niveles de dificultad. Una excelente forma de descubrir este parque es haciendo una ruta de varios días durmiendo en cómodas cabañas, donde además se comen los platos típicos de las altas montañas. El parque cuenta con muchos valles como el de Vrata, con la espectacular cascada de Pericnic, la garganta de Mostnica, el pase de montaña de Vrsic o el impresionante Lago de Bohinj, de espectacular belleza, sin duda uno de los lugares preferidos por los visitantes.

El lago de Bled es la postal de Eslovenia más famosa. Su lago con la isla en el centro y los Alpes de fondo se ha ganado la portada de prestigiosas revistas de viaje. Bled es la base ideal para descubrir la ciudad de Ljubljana (que se encuentra a corta distancia en coche) y los rincones de los Alpes Julianos. En el lago se puede disfrutar de un baño, de coger un SUP y remar por sus zonas mas tranquilas, hacer yoga en sus orillas o simplemente recorrer a pie o en bicicleta. Cuenta con fantásticos miradores. Los alrededores de Bled ofrecen también muchas opciones de excursiones interesantes como la de la garganta de Vintgar, la del precioso monte de abetos de Pokljuka, y el pueblo medieval de Radovljca.

– Los Alpes de Kamnik, mucho menos visitados por los extranjeros que los Alpes Julianos ofrecen multitud de opciones para caminatas y alguna de las más bellas praderas alpinas como es el caso de Velika Planina, famosa por la singular arquitectura de sus cabañas pastoriles. Otra de sus bellezas es el valle de Logar. Su hermoso paisaje y su tranquilidad lo convierten en el retiro perfecto para los amantes de la naturaleza. Desde el mismo valle salen  muchas opciones para senderistas, como por ejemplo su caminata hasta la cascada de Rinka.

– El Valle de Soca, es uno de los lugares más espectaculares del país. Su río Soca, de inigualable color turquesa, es la atracción del lugar. También conocido como río esmeralda, convoca a los amantes de deportes de adrenalina como rafting o barranquismo, convirtiendo a Bovec, su pueblo principal, en la meca del turismo activo de Eslovenia. A lo largo del valle de Soca se puede disfrutar de sus muchas cascadas, como la de Kozjak, la garganta de Tolmin, la montaña de Kanin, entre otros rincones de belleza única y espectacular. El pueblo histórico de Kobarid es de obligada visita. Aparte de su valor cultural, alberga el restaurante con mayor reconocimiento mundial de Eslovenia »Hisa Franko«, en la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo.

– No podemos dejar de mencionar las cuevas de Skocijan Patrimonio de la Unesco. Situadas en el Carso esloveno más hacia la costa, ofrece a sus visitantes 5 kilómetros de increíbles pasajes subterráneos que se recorren a pie, donde la belleza de sus formaciones kársticas no dejan indiferente a ninguno de sus visitantes.

Como podéis ver, Eslovenia es uno de los secretos mejor guardados de Europa. Sorprendente y hermosa, ¡atrévete a disfrutarla!

Mundoexplora ofrece programas guiados de trekking y programas para hacer a su aire en coche de alquiler. Conócelos aquí.

 

Dejar un comentario