Si ya has coronado más de una montaña de cinco mil metros de altitud y estás pensando en coronar tu primer seismil, te encantará conocer nuestra selección con las ascensiones de seis mil metros más interesantes. Esperamos que puedas encontrar aquí tu próxima cima.

¡Porque pocas experiencias aportan esa especial sensación de libertad y placer que produce coronar una cumbre!

Aconcagua (6.959 metros). Ubicada en Argentina casi en la frontera con Chile, y perteneciendo a la impresionante cordillera de los Andes, el Aconcagua es la montaña más alta de América. Su macizo culmina en dos cumbres, la norte y la sur, siendo la más elevada la primera de ellas. Su ascensión no presenta grandes dificultades técnicas, pero la altura y el muy cambiante clima de la zona puede representar en sí una gran dificultad.

Ojos del Salado (6.893 metros). Situado en el extremo norte de Chile, en pleno desierto de Atacama, considerado el más árido del mundo, el Ojos del Salado es el volcán más alto del planeta y la segunda cumbre de América. Su ascensión es todo un desafío y es solo recomendada para quienes poseen un buen nivel físico y conocimientos de alta montaña. su programa de ascensión permite apreciar el Parque Nacional Nevado de Tres Cruces con la Laguna Verde, el salar de Maricunga y el paso San Francisco, que son una maravilla.

Ama Dablam (6.856 metros). Ubicada en Nepal, es considerada una de las montañas más bellas del mundo y una de las más impresionantes del Himalaya. Su ascensión regala fantásticas panorámicas del Makalu, el Cho Oyu y el Everest, y nos lleva a internarnos en el corazón del valle del Khumbu, disfrutando de espectaculares vistas mientras conocemos la cultura del pueblo Sherpa hasta alcanzar. Esta ascensión es solo recomendada para montañeros con experiencia.

Huascarán (6.768 metros). Ubicada en Perú, en el Parque Nacional Huascarán, es una de las montañas más espectaculares de los Andes y la cuarta más alta del continente americano. Su ascensión nos permite disfrutar de los bellos paisajes de la cordillera Blanca y de sus valles, lagunas glaciares y nevados. Su ruta es poco técnica pero glaciar, atravesando seracs, grietas y cascadas de hielo. Es indispensable contar con una buena preparación física y experiencia en alta montaña.

Llullaillaco (6.739 metros). El Llullaillaco está ubicado en el norte de Chile, en la frontera entre Argentina y Chile, en pleno desierto de Atacama. Es también una de las principales montañas de la cordillera de los Andes y uno de los volcanes más altos del mundo.  Su relativa fama nació tras descubrirse en su cima tres momias perfectamente conservadas de niños incas entregados al Sol. A pesar de esto, esta montaña es poco conocida, principalmente debido a su acceso nada fácil. Su ascensión es poco técnica pero físicamente muy exigente.

Sajama (6.542 metros). El Sajama es la montaña más alta de Bolivia. Desde su cumbre podremos admirar todo el altiplano, la Cordillera Real y el lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo. Su ascensión no presenta grandes dificultades técnicas pero es indispensable tener experiencia en progresión sobre nieve y terreno glaciar. Su cumbre es una de las más hermosas de los Andes, con vistas impresionantes del altiplano boliviano, conocido también como el “Tíbet de los Andes”.

Mera Peak (6.476 metros). Ubicado en Nepal, al sur del Everest. Es una bellísima montaña situada en un área remota y muy hermosa del Himalaya. Es la montaña más alta que se puede subir en Nepal con solo permiso de trekking (considerablemente más accesibles que los permisos de escalada). La ascensión no presenta dificultades técnicas, sin embargo la nieve y las grietas pueden hacer que el ataque a cumbre resulte agotador. Desde el glaciar del Mera Peak podemos disfrutar de vistas fantásticas del Kanchenjunga y el Baruntse entre otros al este, y del Ama Dablam y Cho Oyu al oeste. Las impresionantes caras del Everest, Lhotse y Nuptse aparecen por el norte.

Chimborazo (6.310 m). Se trata de la montaña más alta de Ecuador y su ascensión es todo un reto, incluso para los montañeros más experimentados. Además de una buena aclimatación, se necesita de una excelente condición física para vencer el desnivel de 1.300 m de altura que separan al refugio Whymper de la cumbre, en un tiempo que oscila entre 9 y 11 horas de marcha sobre glaciares interminables. Llegar a su cumbre permite disfrutar de impresionantes vistas de los Andes orientales.

McKinley (6.194 metros) o Denali para los locales. Está ubicado en Alaska, en el Parque Natural Denali, a 63 grados de latitud norte y a poco más de 600km del círculo polar ártico. Es la montaña más alta de Norteamérica, y a la vez, la más fría fuera del continente antártico. Representa un reto de grandes dimensiones por su clima y por presentar problemas de aclimatación comparables a un ochomil del Himalaya debido a la baja presión barométrica por su cercanía con el polo. Solo recomendada a montañeros muy experimentados.

–  Island Peak (6.189 metros). Ubicada en Nepal, esta montaña es considerada por muchos como una de las opciones más sencillas de acceder a un seismil. Su ascensión es una hermosa travesía de alta montaña que permite disfrutar de impresionantes paisajes que nos regalan picos como el Ama Dablam, el Pumori, el Khumbutse, el Lhotse, y por supuesto, del Everest. En ruta es también posible visitar antiguos monasterios, conocer la cultura budista y disfrutar de la hospitalidad del pueblo Sherpa.

En Mundoexplora ofrecemos expediciones guiadas a todas estas cumbres y a muchas otras. Disponemos de un amplio catálogo de expediciones a Grandes Montañas que puedes ver aquí. Esperamos que encuentres aquella aventura que estás buscando vivir. ¡Nuestra mayor satisfacción es ver a nuestros clientes alcanzar la cima que siempre han soñado!

Dejar un comentario