Este reciente día de la madre nos ha hecho pensar en los viajes en familia.

 

Es que quienes somos apasionados de los viajes no queremos tener que renunciar a ello cuando va aumentando la familia, pero claro, queremos también asegurarnos de que disfrutemos todos, tanto los adultos como los peques de la casa.

Para los que no lo vean claro, deciros que sí, es posible hacer un gran viaje con niños en que todos lo pasemos genial, pero para ello os recomendamos seguir algunos de estos consejos.

 

Lo más importante y prioritario es elegir bien el destino pensando antes que nada, en el tipo de familia que sois y en el tipo de actividades que os gusta hacer. Eso es mucho más importante que elegir un destino de moda, o elegir un destino con el que algún miembro de la familia siempre ha soñado.

 

En Mundoexplora creemos que los ingredientes esenciales para el éxito de un viaje en familia con niños pequeños son:

 

  1. Que los vuelos sean cómodos. En esto importan dos cosas: que el vuelo internacional no sea demasiado largo, privilegiando vuelos directos siempre que el destino lo permita, y que una vez allí, no se necesite hacer muchos vuelos internos para moverse de un lado a otro. ¡Si no hay vuelos en destino, mejor que mejor!

 

  1. Que las horas de coche no sean excesivas y si inevitablemente hay trayectos largos, que los lugares permitan paradas para acortar los recorridos, estirar las piernas y divertirse un rato.

  1. Que el destino ofrezca actividades divertidas para los niños. El contenido de un viaje ideal con niños no debe ser sólo de visitar ciudades, museos o templos, sino que tienen que dar la posibilidad de hacer más cosas: nadar, ir en bicicleta, visitar un parque, una excursión especial, navegar, ir kayak, hacer rafting, caminar, disfrutar de algún día de playa, y tener algunos momentos de no hacer nada.

  1. Especialmente recomendables son los destinos que permitan observar algún animalito, que a los pequeños les suele llamar especialmente la atención. Hasta las vacas y ovejas que no suelen despertar demasiada curiosidad en los adultos, pueden ser todo un espectáculo para los peques de la casa.

  1. Privilegiar destinos tranquilos desde el punto de vista político y seguros desde el punto de vista de la salud. Es ideal que no se requieran vacunas.

 

  1. Que no sean lugares muy remotos o subsdesarrollados ya que en caso de incidencias o enfermedad, hay menos alternativas para resolver problemas con la rapidez deseada.

 

  1. Recomendamos especialmente los viajes en privado (a menos que el grupo sea de solo familias con niños). Son tremendamente adecuados los viajes a su aire en coche de alquiler, porque así el ritmo lo marcan los viajeros. ¡Con niños no es fácil seguir horarios programados!

 

  1. Que la duración del viaje no sea muy larga. Normalmente entre 8 – 12 días como mucho, antes de que los niños empiecen a preguntar reiteradamente ¡¿cuándo volvemos a casa?!

 

En Mundoexplora puedes ver varios destinos que reúnen estas características en nuestro apartado de viajes en familia. Conocemos todos estos lugares, muchos los hemos visitado con niños, y estaremos encantados de ayudaros en la organización de vuestro viaje futuro.

Dejar un comentario